Monday, 14 March 2011

A life in Paris


Paris, je t'aime...

Me encanta París!... Es mucho más grande de lo que imaginaba... pero es sin duda lo que más me gusta de esta ciudad; poder pasearme por sus calles diminutas llenas de vida, detalles y sorpresas, sin rumbo y fingir que estoy perdida en no sé qué arrondissement. Aunque en realidad, casi nunca consigo desorientarme ya que el Sena es mi punto secreto de referencia.
El Pont des Arts es el paso obligatorio de todos mis paseos, este pequeño trozo de madera rodeado por agua, desde dónde París parece una postal, mires por donde mires... Parece que desde aquí el tiempo no pasa, y todos los transeuntes: turistas, parisinos pequeños, grandes, ricos, pobres, intelectuales, pintores, bohemios, vagabundos, se reunen en este puente para ver como se detiene la ciudad durante interminables horas...
Si, me encanta París, y no me canso de decirlo. Levantarme por las mañanas, ponerme un abrigo muy gordo encima de mi pijama de flores y mis amadas UGG, para correr a la boulangerie de la esquina a por mi croissant y pain au chocolat es uno de mis mayores placeres. Este olor dulce y casero, lo disfruto con mis 5 sentidos y mientras vuelvo a casa y contemplo cómo se despierta la ciudad, me imagino cómo voy a degustar mis trofeos con el buen café que me está preparando Jules, en mi pequeño refugio de la rue de la Chapelle.
Tengo que subir 5 pisos andando, pero los croissants lo merecen, mientras subo el olor embriagador me lleva como a una plumilla por la robustas escaleras de madera.
Vivo en un estudio muy coqueto, pequeñito pero perfecto, tiene el tamaño ideal para Jules, mi gato Lulu y yo. Tiene vigas vistas en el techo y ventanas en cada habitación, y desde ellas contemplamos tejados y más tejados. Como me gustan! Y a Lulu creo que más. Se escapa y cuando vuelve, parece que me está sonriendo... Que habrá hecho???
Jules es fotógrafo, le conocí oliendio flores en el mercado del XVIII. En realidad mientras las olía, un bicho enorme salió de su escondite para darme un buen pellizco en la nariz, supongo que era su manera de saludarme...
Jules me estaba observando a través de su cámara y le pareció tan graciosa la situación que no pudo evitar apretar el disparador mientras yo, entre sollozos, intentaba disimular.
Me enseñó sus fotos e intenté sonreir, me invitó a un café y, a pesar de mi verguenza, le dije que sí, pasamos toda la tarde juntos, y luego días y luego años... Llevo dos fabulosos años con él. La fotografía es su gran pasión, siempre pasea su cámara, incluso si no la necesita. Me dice: "On ne sais jamais ce qu'il peut arriver"... y me mira con una sonrisa porque sabe que sé lo que está pensando....
Sí... me encanta París, no quiero irme de aquí, espero poder seguir pintando sus calles y algún día, si todo va bien, poder exponer en una de esas galerías de la rue de Seine que tanto me gusta.

I am taking part on a project created for postcard from Paris.

2 comments:

  1. Me encanta la historia Charlotte, y los collages!

    Besitos!!!!

    ReplyDelete